Últimamente se escucha mucho el término “arquitectura empresarial” y lo cierto es que no todo el mundo tiene muy claro qué ni para qué sirve y mucho menos si en la empresa tendría alguna utilidad o beneficio. Algo así como lo que pasa con los términos “blockchain” o “chatbot”, que los hemos escuchado, pero no necesariamente sabemos si se deben implementar en nuestra organización o en nuestro negocio. Que esté de moda no significa que lo necesite, pero sí sería bueno entender en términos prácticos qué es y cómo se come para ver si me sirve o no.

Pues hagámoslo fácil:

¿Qué es arquitectura empresarial?

Es una disciplina empresarial que consiste en documentar a manera de inventario cada pieza del rompecabezas que compone la organización (procesos, actividades, infraestructura, aplicaciones, datos, stakeholders, productos, servicios, etc) y las relaciones de interacción entre esas piezas de forma tal que podamos prever el impacto que tendría cambiar una de ellas. Luego, planeas cómo quieres tu rompecabezas en el futuro y vas documentando los cambios a medida que cambias tu realidad.

¿Cuándo la necesito?

Cuando tu empresa está evolucionando constantemente y quiere tener bajo control el impacto que pueden tener las modificaciones en la infraestructura o las aplicaciones y sus módulos en los procesos, servicios o productos.

También cuando quieres planear de manera controlada, teniendo en cuenta todas las variables, la evolución de alguno de los aspectos cruciales de tu organización: negocio, infraestructura o aplicaciones.

¿Con qué se hace?

Lo primero que necesitas es obtener un inventario de tus servicios, procesos, productos, interesados, aplicaciones, tecnologías… etc. Para eso puedes usar la herramienta en la que te sientas más cómodo: un procesador de texto, una hoja de cálculo, hojas de papel…

Pero a la larga notarás que hay cierto tipo de información que es más fácil de documentar en diagramas y no en listas, como es el caso de los procesos. Hay herramientas para diagramar procesos, unas más especializadas que otras. Puedes usar Powerpoint, Visio, Bizagi Modeler o Enterprise Architect.

Pero los procesos no son lo único. También vas a necesitar crear relaciones entre tus procesos y las aplicaciones que los soportan; entre las aplicaciones y las tecnologías en las que están soportadas; entre los procesos y los roles involucrados; entre cualquier cosa y cualquier otra cosa con la que tenga relación. Para lidiar con este tipo de información hiperrelacionada, la mejor herramienta es Entreprise Architect.

Pero al final, la herramienta es lo de menos. Lo importante es tu modelo de objetos y sus interrelaciones. Si te funciona en excel, házlo en excel.

¿Cuánto tiempo toma?

Depende de tu empresa. Depende de cuánto tiempo te tome obtener un listado completo y coherente de inventarios de objetos empresariales. Depende de si ya tienes o no organizada esta información y de si se encuentra al día. Depende de cuántas personas de tu equipo sea necesario involucrar y cuánto tiempo tengan disponible para esa tarea.

Depende de la importancia que tu empresa le dé y de lo prioritario que sea para todos completar esa primera fase.

Ahora bien, ¿cuánto tiempo toma tener al día mi arquitectura empresarial sabiendo que cada iniciativa o proyecto nuevo implica una modificación en algún componente de mi inventario? Pues tener al día ese inventario debe ser parte de las tareas de documentación del proyecto (tal vez la tarea de documentación más importante), así que la documentación de la arquitectura empresarial es una tarea que arranca, pero nunca termina (al menos no termina en la medida en que tu empresa siga cambiando, cosa que se espera que siempre haga).

¿Cuánto cuesta?

Para obtener un modelo coherente de tu arquitectura empresarial necesitarás lo siguiente:

  • Acceso a la información
  • Acceso a los involucrados que pueden obtener la información
  • Tiempo de modelado
  • Una herramienta de modelado
  • Establecimiento de un plan de autosostenimiento

Todo lo anterior se traduce en tiempo, recursos y herramientas. Al final, el costo más alto estará dado por el tiempo de los recursos involucrados, ya que herramientas como Enterprise Architect son de muy bajo coste y de licenciamiento a perpetuidad, lo que permite poner del lado del esfuerzo documental, el costo real de una implantación correcta de arquitectura empresarial.

¿Cómo puede mi empresa hacer una prueba de concepto para ver si todo esto tiene sentido?

Contáctame por el chat de Linkedin, por whatsapp al +573012094359, o a mmoya@arquesoft.com y con gusto te ayudaremos a determinar si tu empresa realmente necesita un ejercicio de arquitectura empresarial.